Hombres y juegos: ¿ganar o perder? Todos se callaron, ella se quitó el vestido blanco y mostró una lencería de encaje blanquita que cubría su piel de ángel. Las braguitas eran mínimas, medias finas, sujetador apretado y senos voluminosos. Llevemos el amigo a cenar Estuve en São Paulo en la semana pasada, para una reunión con un nuevo editor (viejo amigo), y él ¡me puso en un lío! Me hizo salir a cenar con un amigo suyo que acabara de separarse, muy deprimido. Caliente en un lugar frio Época de invierno en el cono sur del planeta y temporada de vacaciones de invierno. Nada como ir a esquiar cerca de casa: Santiago de Chile. Viaje sola como suelo hacerlo. Strip club en Hawaii Entonces…año nuevo en Hawaii con mis amigas…¡¡excelente idea!! Excepto por un pequeño detalle: tuve la terrible idea de contactar a un galán de Alaska que conocí en Bahia (Brasil). Batiendo continencia Desde que me mude a Florianópolis, mi mejor amiga, Denise y yo creamos una tradición: sentarnos en un banco en el malecón para ver correr a los militares. Ese tipo de hombre bronceado y musculoso siempre me ha gustado. Sesión matutina Quedé con mi amiga Gabi para ir al cine y aproveché para ir a hacer unas compras antes. No se ni que película íbamos a ver, solo se que compré los boletos para las 12:00 como ella me había dicho. Masaje más que relajante Iba atrasada por lo que no pude tomarme mi taza de café de la mañana, me fui directo a bañar y me resbalé con el piso mojado, lo que me provocó un esguince en la espalda baja. Salí del encuentro agotada y todavía no era ni medio día. ¡Vamos de compras! Necesitaba ir de compras y como mis amigos no tienen un horario de trabajo tan flexible como el mío, me aventuré a ir yo sola al centro comercial. Estaba paseando hasta que encontré una tienda que parecía muy trendy y decidí entrar. Milagro de no carnaval Esta época de carnaval y fiesta siempre me recuerda una historia muy buena. Era mi primer carnaval soltera. Se imaginarán lo que yo deseaba desatarme y estar con todos los chicos que deje pasar durante todo ese tiempo. Juguetes sexuales Hacía más de un año que Gabriel y yo pasábamos noches juntos. No muchas, para que no se convirtiese en algo serio. Nuestros encuentros siempre fueron tan calientes e intensos que el desayuno del día siguiente consistía en un Red Bull. Fiesta infantil Llega un momento en la vida en que las fiestas de graduación son sustituidas por bodas y fiestas infantiles. A mí me llegó ese momento. Esta vez, fue la fiesta de los 5 años del hijo de una de mis mejores amigas de la facultad, Flora. Nueve horas y media...ni un minuto más Nos vimos y el me miró con unos ojos de deseo que pocas veces había visto antes, se dirigió a la sección de películas eróticas y me acerque para susurrarle al oído “¿Sugieres alguna película interesante para el día de hoy?" Bar swinger Es la historia de una terapeuta sexual que nunca había tenido un orgasmo, y para darle un giro a su vida, visita con su marido un club underground de Nueva York llamado Shortbus en donde todo mundo agarra a quien quiera. Servicio de limpieza Llegué de un viaje por Estocolmo, visité a mi amigo Mario: un “business man” joven apuesto e inteligente. Pero también un poco frio, calculador y pragmático en el sexo, a tal grado que me dejó sin ganas de volver a verlo. Sexo Rural Llevo 3 horas de carretera. Pareciera que dios decoró este lugar con ctrl c y ctrl p. Entre caminos rurales y paisajes repetitivos hasta el cansancio, lo único que me salva es escuchar a Jamiroquai en mi Land Rover. Por el Viejo Mundo Algunas veces se necesita un cambio, algo nuevo, algo excitante. Mudar de aires, pero algunas veces es necesario que el cambio sea más radical y nada mejor para encontrarse a sí misma que un viaje por el Viejo Mundo.

Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Programa afiliados Zona de Afiliados Prensa Contacto RSS