Exceso de tecnología
creditos: Pixabay

Exceso de tecnología

Estos días vi algo divertido en un post de esos perfiles divertidos de Instagram. La foto era una pareja y en el nombre de novio, había palabras del estilo “sueña querida”, en vez del nombre de un hombre.

¿Cuántas veces ya curioseaste la vida de alguien a través de las redes sociales? ¿Aunque fuera solo una espiadita? Lo que no entiendo es a aquellas personas que no quieren que otras descubran a su pareja. En esos casos, ¿por qué etiquetar? ¿Para marcar territorio?

La vida online viene con bastante competencia últimamente – y no solo en las relaciones. Parece que las redes sociales se convirtieron en una carta de ropas, servicios y lifestyle, donde está todo a venta.

Confieso que eso me parece muy agotador. Al final, ni sabemos quién viene recomendando algún tipo de producto o servicio – si es una persona a la que realmente le gusta aquello, o está recibiendo algún dinero para hacer propaganda. Todavía más con la integración de
algunas redes, con videos de 15 segundos que desaparecen en 24 horas. La idea, que antes causaba miedo, cada día gana más seguidores y adeptos.

Las personas ya están condicionadas a buscarlo todo en internet, porque difícilmente no encontrarás algo en la red. ¡Casi todo está por allí! Y ahora, con las redes sociales como emblema del marketing, la búsqueda de información es mayor todavía. Pero, ¿estamos de acuerdo en que es exagerado? No lo digo por nada, es más, trabajo con redes sociales y vivo conectada. No obstante, pienso que las personas exageran.

¿Cómo así? Bueno, ¡vamos allá! Cuando sales con los amigos o la familia, ¿conversan o se quedan mirando el móvil? Cuándo buscas algo para leer en un viaje o en las vacaciones, ¿compras libros o bajas aplicativos? Es evidente que la tecnología nos ayuda mucho, con aplicativos de tráfico, estudios en general, entre otras cosas. En internet, la información es instantánea – lo que puede facilitar (y mucho)
nuestras rutinas.

El cuidado que yo, particularmente, creo que debemos tener es con la basura virtual. No debemos seguir todo al pie de la letra, creyendo que todo lo que está en internet es verdad. Aunque tengas curiosidad por un medicamento, no puedes confiar en todo lo que lees, puedes
creer que estás muriendo cuando apenas tienes un leve dolor de cabeza.

Trabajo con estudios de tendencias, y los comportamientos reflejan en la moda. Y, para los próximos años, las mayores tendencias apuntan a una búsqueda de pasado, un rescate de valores antiguos. La importancia de la casa de los abuelos, los trajes más resistentes, la comida
confortable. ¿Por qué no aprovechar para dejar un poquito de lado a la tecnología?

Al final, no puedes reclamar de tus hijos y amigos diciendo que no se separan del móvil, ¡tú tampoco! El ejemplo es uno mismo y la actitud comienza dentro. Si te puedo dar un consejo, aunque parezca obvio, es disminuir la conectividad y ofrecerte para alguien que esté presente
en cuerpo y alma.

Mariana Goulart



Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Programa afiliados Zona de Afiliados Prensa Contacto RSS