Lo que aprendí con esos tipos Existen algunas películas que nos hacen reflexionar sobre la vida y entender que en las entrelíneas están los grandes secretos que separan a los seres diferentes y singulares de los seres normales. Lo bueno es tener coraje El mundo anda repleto de falsa demagogia, y parece que retrocedió en su forma de pensar sobre todo. Se habla mucho y se hace poco. Para hablar bonito ya tenemos a Shakespeare. Actuar bonito hay otros quinientos. En la piel La verdad que en este mundo nada es verdad ni mentira. Lo que existe es el juicio propio y el de los otros – que, muchas veces, nos condiciona. Crecemos, y vamos intentando encajarnos en una sociedad que se precia de ser correcta. 60 lecciones que aprendemos en la vida Aunque pensemos diferente, todos somos iguales en la esencia humana. La gran pregunta es cómo abordar las diferencias sim miedo. Para eso no existe teoría, apenas la vivencia que te muestra el camino que debes recorrer siguiendo la intuición. Permiso para evolucionar ¿Será que el ser humano está evolucionando al mismo ritmo? La tecnología, sí, es óptima, pero convirtió al mundo y a nuestras relaciones en algo descartable. Nos acercamos al mundo mientras nos distanciamos del vecino. No quiero nada templado Siempre he dicho que el mejor orador es el mejor oyente. Muchas veces, el silencio consigue que los burros parezcan inteligentes. Por tanto, para hablar de alguien, es necesario conocer su historia y no basarse apenas por una u otra actitud. Que dure mientras dure ¿Hasta que la muerte nos separe? No necesariamente. Eso forma parte de un concepto de la vieja escuela, del clásico matrimonio – que admiro mucho, aunque ya no tenga la misma fuerza. Pero, ¿por qué será? Maldita carencia Carencia, carencia, carencia. Esta maldita palabra corrompe muchas relaciones. ¿Por qué? Por el simple hecho de que mucha gente intenta suplir sus propias carencias con otras personas, exigiendo a los otros lo que no es innato en ellos mismos. Sexo, amor y respeto Actitudes de gentileza y nobleza como el de abrir la puerta del coche, caminar por el lado externo de la acera, proteger a una mujer o ser un legítimo caballero. Vivo escuchando que esto ya no existe más. Pero, ¿y la dama? ¡Entrégate! Hombres y mujeres se complementan, pero nunca se van a entender totalmente. Digo esto por varios motivos, claros en nuestro día a día. ¡Las diferencias son innumerables y podría estar un día entero citándolas! Tu suerte depende de ti Nadie en el mundo pide un terremoto, quiere ser atropellado o pisar en el barro sin querer. No todo lo que mentalizas ocurre. Eso sería muy fácil para el universo. La teoría del secreto no es exacta, pero tiene ese mismo peso motivacional.

Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Programa afiliados Zona de Afiliados Prensa Contacto RSS