Entre el lujo y la ecología
creditos: Garonga Safari Camp

Entre el lujo y la ecología

Tiempos difíciles para el medio ambiente (bueno, en realidad desde el último siglo). Cada vez resulta más complicado acceder a lugares bellos y conservados, alejados de la nefasta acción de los humanos… No obstante, desde hace algunos años, están apareciendo algunas propuestas que transitan el camino opuesto de la masificación y la falta de preocupación con la conservación del medioambiente.

Es el caso de los hoteles sostenibles, que buscan la utilización de recursos que permitan el uso eficiente de energías renovables, arquitectura sostenible y colaboración con las poblaciones locales.

Aun cuando podemos encontrarlos de todo tipo en muchas partes del mundo, pues es un sector en alza, en esta ocasión nos centramos exclusivamente en su ubicación e instalaciones para seleccionar los hoteles eco-friendly más bonitos y espectaculares del mundo.

En África es posible encontrar diversos establecimientos sostenibles, pero entre todos ellos destaca el Garonga Safari Camp, en Sudáfrica. Galardonado con diversos premios, busca continuamente un desarrollo sostenible y respeto por el medio ambiente, en un lugar que especialmente lo merece. Placas solares, sistema de biogás, tratamiento de aguas y sus propios invernaderos, son algunas de las características con las que cuenta un hotel en el que sus habitaciones luminosas, sala de masaje e incluso una terraza mirador donde puedes dormir bajo las estrellas, además de todas las rutas de safari que ofrecen para contemplar los conocidos como los «Cinco Grandes» (el elefante, el búfalo, el leopardo, el rinoceronte y el león), lo convierten en un auténtico paraíso.

En las tierras altas del Valle Central de Costa Rica, se localiza la Finca Rosa Blanca, un lujoso hotel, plantación de café incluida, que lleva más de veinte años ofreciendo su hospitalidad, lujo y sostenibilidad. Miembro de The Long Run Alliance, con la cual se compromete a respetar las 4C: Conservación, Comunidad, Cultura y Comercio, cuenta con energía solar, sistemas eléctricos subterráneos, reciclaje, programas de donación humanitaria, ropa de cama hecha de fibra de bambú y la adquisición de productos locales, entre otras buenas prácticas de este maravilloso hotel costarricense.

Otro paraíso en la Tierra, esta vez en Vietnam. El Six Senses Con Dao está diseñado para minimizar la huella ecológica y proteger el medio ambiente a la hora de ofrecer todos sus servicios, como suministros, tratamientos de spa y deportes acuáticos, entre otros. Su increíble spa, rodeado de jardines tropicales, se ubica con vistas a las montañas Lo Voi y cuenta con varias salas de tratamiento tanto exteriores como interiores, un pabellón de yoga y una de hammam.

En la conocida como la Isla de las Especias, en el Caribe, se encuentra el clásico Spice Island Beach Resort. Con tres décadas de existencia a sus espaldas, este hotel en Saint George (Grenada) cuenta con un Green Team versado en la utilización y actualización de todas las buenas prácticas medioambientales: compostaje natural, plantación de árboles, energía solar, planta desalinizadora y productos de limpieza ecológicos, entre otros.

Regresamos a Asia para empaparnos de otra forma de naturaleza. Al norte de Tailandia, el Lisu Lodge, en la provincia de Chiang Mai, se encuentra en medio de la selva, y colabora con las tribus locales de tal forma que el 100% de sus productos para cocina los suministran estas, además de intervenir en la gestión turística. Las estructuras de los albergues que lo componen están construidas con materiales naturales y el aprovechamiento de los recursos energéticos es una de las principales preocupaciones. De tal manera, no cuentan con aire acondicionado y aprovechan la elevación sobre el terreno para que no sea necesario.

A orillas del Lago di Garda, en Gargnano (Italia), se ubica uno de los hoteles sostenibles más hermosos de Europa. El Lefay Resort cuenta con un excelente SPA y paquetes promocionales para programar una escapada inolvidable a este lugar en la Riviera dei Limoni. Diseñado para fundirse con la naturaleza, en un parque de once hectáreas, aprovechando las espectaculares vistas de su entorno en sus terrazas, con revestimientos de madera orgánica, utiliza energías renovables para causar el mínimo impacto sobre el medio ambiente.

Situado entre el bosque tropical del norte de Queensland (Australia) y la Gran Barrera de Coral, en la reserva natural de Port Douglas, el Thala Beach Lodge está formado por cabañas individuales en un entorno único. Los guías que realizan las rutas ofrecidas por el hotel son biólogos y expertos que cuidan interferir lo menos posible en el entorno. Además, en sus instalaciones también destaca un observatorio astronómico. Un lugar de ensueño en la otra punta del mundo.

Para terminar nos quedamos con la siguiente reflexión, ¿nos gustaría dejar un mundo mejor al que nos encontramos?

 

Rafael Paniagua



Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Programa afiliados Zona de Afiliados Prensa Contacto RSS