Para de culpar a los otros Basta que algo salga mal para que algún listillo apunta con el dedo a alguien. Sucede que los errores son obras colectivas y se debe huir de la tentación de acusar a terceros cuando las cosas salen de nuestro control. A veces es mejor no saber Reúna los restos, ponga todo en un recipiente, muela el contenido, coloque un poco de jarabe… y si cae un cabello por ahí, nadie lo va a notar. ¡Muchas veces la desinformación es la mejor solución! Separa la amistad de los negocios Amigos, amigos, negocios a parte. Tus amigos y familiares pueden ser maravillosos en diversas ocasiones, aunque cuando hablamos de negocios, lo mejor es tratar con ellos como si fueran desconocidos. Gana con las cartas que tiene La vida es una cajita de sorpresas y no tenemos control sobre todo y todos – aunque muchos lo sigamos intentando. La verdad es que las cosas suceden. Buenas y malas. El secreto está en saber vivir con lo que se nos ofrece Trabaje siempre en equipo Hay mucha gente que puede afrontar la vida solo sin necesidad de ayuda, en vez de delegar funciones a profesionales especializados en cada área de actuación. ¿Es necesario decir que esto es una tontería? La perfección puede nunca existir A veces intentamos tanto perfeccionar un trabajo, que parece que nunca está listo. Es como cuando esperamos el momento cierto para actuar y, cuando nos damos cuenta, percibimos que podemos nunca estar preparados. Elige bien a tus colegas de trabajo Puedes hasta ser el tipo con mayor remuneración de la empresa, pero de nada sirve un salario alto si el equipo con el que trabajas está formado por personas que no te caen bien. Equivocándose se aprende Nadie, nunca, va a pasar por la vida sin cometer errores. El secreto está en saber sacar provecho de nuestros equívocos para aprender de ellos, y no para reclamar y cegarse para las oportunidades. Apasiónate por tu trabajo Todo es placentero cuando hacemos lo que nos gusta. Cuando conseguimos unir trabajo y placer, entonces, ¡todo parece perfecto! Lo mejor, en estos casos, es que además nos paguen por eso. Invertir es necesario No se puede tener todo en la vida. A partir del momento en el que tomamos una decisión, obligatoriamente abdicamos de alguna cosa. Para tener algo es necesario perder algo. Esa es la ley, no solo del mundo de los negocios, sino de la vida como un todo. ¿Quieres ser rico? ¡Trabaja! El éxito profesional depende, básicamente, de una cosa: tu esfuerzo. De nada sirve hacer parte del mejor equipo y creer que eso es suficiente para crecer. Con el dinero, la idea es la misma. Para tenerlo, ¡es necesario trabajar de verdad! Aprende a decir no Muchas veces decimos sí apenas por hábito, sin querer o sin pensar. No solo en el mundo de los negocios sino también en la vida personal, una de las cosas más importantes es aprender a decir no. No nades contra la marea Vivimos en una sociedad y, por eso, muchas veces necesitamos dejar el orgullo un poco de lado y actuar de forma que no vayamos contra las tendencias del mercado. Si estamos en un colectivo, de nada sirve pensar en lo individual. Después de haber comido, sal no sirve Algunas personas posponen tanto las cosas que, después de tanto tiempo preparando excusas y coexistiendo con la pereza, pierden el timing de la vida y de los negocios. Atención con sus acuerdos Hacer las cosas deprisa y de cualquier manera nunca fue la forma correcta de cerrar un acuerdo. Un contrato bien escrito, sin posibilidad de errores o informaciones solapadas, tal vez sea la mejor forma de evitar problemas en el futuro. La experiencia es muy importante De nada sirve contar con la tecnología más avanzada si no hay nadie capaz de utilizarla. Lo mismo pasa con una empresa que tiene toda la infraestructura, pero no cuenta con un empleado lo suficientemente capacitado para usarla con responsabilidad.

Quién somos Política de Privacidad Política de Cancelación Programa afiliados Zona de Afiliados Prensa Contacto RSS